Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

sábado, 26 de septiembre de 2015

Los Irregulares, de Cazador de Ratas





Título: Los Irregulares
Autores: Ángel Olgoso, Elia Barceló, Carmen Moreno, Rodolfo Santullo, Kike Ferrari, Juan Guinot, Mercedes Rosende, Alejandro Castroguer, Cristina Jurado, María Zaragoza y Daniel Pérez Navarro. 
Año: 2015
Páginas: 285
Editorial: Cazador de Ratas


Sinopsis (extracto del texto de contraportada): Pocas veces sucede que un secundario adquiera tanta o más importancia que el propio protagonista, pero que lo hagan personajes meramente anecdóticos (no por su importancia en el desarrollo de los casos de Holmes, sino por el lucimiento que de ellos hace Conan Doyle), como es el caso de los Irregulares de Baker Street, es casi un paradigma dentro de la literatura. Los Irregulares son nombrados tan sólo en dos de las historias del canon sherlockiano: "Estudio en Escarlata" y "El signo de los cuatro"; y se da nombre  a dos de sus integrantes: Wiggins y Simpson.
 
Algunas reivindicaciones, casi todas muy meritorias, ha habido de estos personajes sherlockianos. Desde Cazador de Ratas hemos intentando poner nuestro granito de arena e invitamos a algunos autores que son absolutamente necesarios para entender la historia de la literatura de género en habla hispana. "Estudio en escarlata" fue el inicio de las andaduras de nuestros héroes, Los Irregulares de Baker Street.

Watson y Homes por S.Paget

Prologada por Lem Ryan ("La Frati Nigra" y "Sherlock Holmes: el hombre que no existía"), esta antología da voz y presta todo el protagonismo a esos secundarios que fueron los Irregulares en las obras de Conan Doyle. Aquí podremos encontrar a un buen puñado de ellos, desde el muy nombrado Wiggins, hasta Pilar (o Pe Punto), medio española, medio gitana, pasando por Samuel, Elliot el Puntadas, Dalfield, Stigel, Ronald, Atkins, Corinne, William Spode y algunos otros que, alejados de la estética holmesiana más canónica, les rinden homenaje a través de la orografía bonaerense.

Nos tropezaremos con los Irregulares en carne y uso, o en forma de recuerdos, de viejas fotografías, o en mensajes cifrados. Con los Irregulares en su niñez y juventud, o en su senectud. Hay retratos de todos los colores, como conviene a toda buena antología. Los hay que se ciñen en exceso al espíritu de Doyle y de sus escritos (lo que no es malo en sí mismo), y los que vuelan por sí mismos, aun a riesgo de resultar incomprendidos (lo que no tiene que ser bueno per se). 

Estimado lector, en este volumen editado por Cazador de Ratas, irás a la búsqueda del Lecho Celestial del Doctor Graham, en un relato que tiene mucho de irreverente, de broma cruel y despiadada ("El lecho celestial del doctor Graham"). Resolverás el asesinato de Mrs. Hughes, una mujer de bien y decente que ha sido asesinada de manera similar a las putas que ejecuta Jack el Destripador ("Una mujer respetable"). Asistirás a la investigación en torno a los crímenes del Destripador y su descorazonadora conclusión ("Los irregulares & Jack"). 

También escucharás el lamento de un niño que, al otro lado de una tapia, repite: crimen, crimen... ("El niño al otro lado de la tapia"). Entenderás los peligros que comporta el trasladar a Alemania a dos camaradas que precisan de la ayuda de nuestros Irregulares ("Dura como un martillo, filosa como una hoz"). Te sumergirás en Villa Crespo, Buenos Aires, de la mano de un recogedor de cartones que necesita saber cómo murió realmente su padre ("La Yumba"). 

Conocerás a un Sherlock que "tiene frito" el cerebro a causa de un accidente, y que se enpeña en entregar el dinero que ha robado a sus colaboradores más anónimos, los Irregulares ("Peleando en la cubierta del Titanic"). Seguirás los pasos inversos de William Spode en un desesperado intento por reconstruir su pasado ("¿Alguien recuerda a Vera Lynn?"). Oirás la historia de Gabriel Wellis, un niño de ascendencia inglesa que vive en España, y que se siente fuera de contexto, en tanto no averigüe lo que no quiso contarle su abuela ("Out of context"). 

Te encontrarás con Violette Szabo, organizadora de la resistencia francesa, que es atrapada y torturada por los nazis mientras ella sueña que es Corinne, una Irregular al servicio del 221B de Baker Street ("Corinne"). Y finalmente alucinarás con la distopía que Daniel Pérez Navarro edifica en torno a unos Irregulares, más peligrosos que un robot gigante o un nido de bacterías, y a la Guerra de Cuba ("Argón Californio"). 


El Habitante Incierto posa con la antología

Resumiendo, una antología que gustará a los holmesianos más recalcitrantes (por lo menos un puñado de relatos), a los más heterodoxos y a los lectores que gustan de buenas historias. Lo que no es poco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada